- Aceite esencial de eucalipto: oxigenante y antiséptico

- Aceite esencial de geranio: regenerador celular, antiinflamatorio, antiséptico y reductor de las manchas.

- Aceite esencial de jara: cicatrizante, antihemorrágico, astringente y reafirmante.

- Aceite esencial de lavanda: excelente antiespasmódico. Acción calmante, antiinflamatoria, cicatrizante y regeneradora del tejido celular.

- Aceite esencial de Lemongrass: Antioxidante, estimula la circulación, antiinflamatorio, antiséptico y calmante.

- Aceite esencial de menta: astringente, analgésico, antiinflamatorio y tonificante.

- Aceite esencial de naranja: calma y relaja.Aceite de la semilla de Jojoba ecológico: suaviza e hidrata sin obstruir los poros.

- Aceite esencial de niaoulí: antiinflamatorio y bueno para favorecer la circulación.

- Aceite esencial de palmarosa: regenerante, cicatrizante, antiinflamatorio y antiséptico.

- Aceite esencial de patchoulí: cicatrizante, regenerador celular, descongestionante y bueno para las arrugas.

- Aceite esencial de pomelo: desintoxicante, astringente y antibacteriano.

- Aceite esencial de ylang-ylang: tonifica, regula el sebo y reequilibra la piel.

- Aceite de aguacate: regenerante celular. Hidratante y nutritivo.

- Aceite de ajenjo: antiséptico, elimina toxinas y desinflamante.

- Aceite de albaricoque: tiene el mayor poder antienvejecimiento de la naturaleza. Alto poder hidratante y nutritivo. Protege la piel de las agresiones externas.

- Aceite de almendras dulce: alta concentración en ácidos grasos. Excelente para tratar diferentes problemas en la piel, como sequedad, eccemas o el acne. Contine vitaminas A, B, E.

- Aceite de amapola: antiedad y activador de la circulación.

- Aceite de árgan: Retine el agua en la piel a la vez que la hidrata. Antioxidante. Mejora la función protectora de la piel.

- Aceite de avellanas: antioxidante, nutritivo, regenerante, hidratante y reafirmante.

- Aceite de coco:alta concentración de ácidos grasos.

- Aceite de germen: alta concrentación de vitamina E, antioxidante, reafirmante, calmante, antiinflamatorio y protector contra la deshidratación.

- Aceite de germen de trigo: antienvejecimiento, calmante, antioxidante que repara, hidrata y nutre la piel.

- Aceite de girasol: se caracteriza por su elevado contenido en Vitamina E (de los más altos cuando se habla de aceites vegetales), la cual tiene un poder antioxidante para la piel, por lo que previene el envejecimiento de las células. Se absorbe rápido.

- Aceite de karité: tiene el mayor poder antienvejecimiento de la naturaleza. Alto poder hidratante y nutritivo. Protege la piel de las agresiones externas.

- Aceite de la semilla de jojoba: suaviza e hidrata sin obstruir los poros.

- Aceite de lino: alta concentración de Omega 3. Buen regenerador y tensor.

- Aceite de macadamia: hidratante.

- Aceite de menta: antiséptico, estimulante y tonificante.

- Aceite de nardo: antialérgico y antiinflamatorio.

- Aceite de oliva: excelente emoliente, suaviza, ablanda y aumenta el grado de humedad de la piel. Previene y trata la piel seca, áspera, con descamación o picazón, sarpullidos y quemaduras. Mejora la circulación. Es antiinflamatorio. Contiene vitamina E, polifenoles, ácidos grasos (oléico, linoleico y linolénico) y escualeno

- Aceite de pepita de uva: regenerante y antioxidante.

- Aceite de rosa mosqueta: regenerador celular, favorece la cicatrización y reduce las manchas. Tensor de la epidermis. Tonificante para pieles cansadas.

- Aceite de salvado de arroz: antioxidante, hidratante y protector solar.

- Aceite de semilla de borraja: es antioxidante, alto contenido en vitaminas C y E, que ayudan a combatir los radicales libres causantes del envejecimiento cutáneo.

- Aceite de la semilla de Jojoba: suaviza e hidrata sin obstruir los poros.

- Aceite de semillas de linaza: antiinflamatorio y calmante. Ideal para combatir la psoriasis y la rosácea.

- Aceite de sésamo virgen: alto poder antioxidante gracias a su elevada cantidad de vitamina E. Excelente poder nutritivo y reparador para pieles sensibles, debilitadas o secas. Contiene ácido linoleico y fitoesteroles. Mejora notablemente la circulación y actua como desintoxicante.

- Acido cítrico: antioxidante y antimanchas.

- Acido deshidroacético: conservante suave que protege de la reprodución de microorganismos en las cremas.

- Agua de naranja: antioxidante y antibacteriano.

- Agua de rosa de damasco: regenerador de las células de la piel. Antiséptico, antibacteriano, antioxidante y cicatrizante.

- Agua floral de raíz de jengibre: tonifica, suaviza y es antiinflamatorio.

- Alcohol bencílico: conservante de origen vegetal. Evita el crecimiento de bacterias u hongos.

- Alcohol estearílico: alcohol graso de origen vegetal. Emulsionante y espesante.

- Arnica local: tonificante, antiséptica y antiinflamatoria.

- Betaina de coco: tensioactivo derivadro del aceite de coco.

- Benzoato de sodio: conservante que impide la proliferacion de hongos en la crema.

- Cera abejas (Cera alba): protege la piel ante agentes externos, aportando suavidad, plasticidad e hidratación.

- Citral: compuesto natural procedente del aceite de algunas plantas como el limón o la naranja.

- Disodium Lauryl Sulfosuccinate: sal indicada para limpieza de la piel.

- D-Limonene: ingredientes e origen natural que se encuentra en los cítricos,

- Extracto de alga de fucus: Antibacteriano,antioxidante y antiinflamatorio.

- Extracto de alga laminaria digitata:rejuvenece las células, equilibra la piel, mejora la firmeza y elasticidad de la piel y reduce las arrugas.

- Extracto de algodón:retiene el agua, hidratante y antioxidante.

- Extracto de altea: cicatrizante, regenerador y antioxidante.

- Extracto de bambú:astringente, antiinflamatoria,hidratante y refrescante.

- Extracto de bardana: regula el sebo y el acné.

- Extracto de cebada de malta: rico en vitamina C y antioxidante.

- Extracto de Centella Asiática: mejora la circulación, estimula la producción de colágeno, previene las úlceras, cicatrizante y antioxidante.

- Extracto de cereza:hidratante, protector, suavizante, relajante y ligeramente exfoliante.

- Extracto de chufa: antioxidante, nutritivo y regenerante.

- Extracto de corteza de canela: antiinflamatorio, antioxidante y antiséptico.

- Extracto de enebro: antiséptico y antibacteriano.

- Extracto de fermento de Pichia (Resveratrol): antioxidante, protector de las células, hidratante y regenerante.

- Extracto de flores de Caléndula: contienen carotenoides, lo cual genera un efecto curativo, calmante y antiinflamatorio sobre la piel. Emoliente, vulneraria y epitelizante. Imprescindible para tratar pieles sensibles.

- Extracto de flor de camomila: calmante, antiinflamatoria, regenerante celular y reduce las rojeces.

- Extracto de flor de loto: antioxidante, humectante e hidratante.

- Extracto de frambuesa: Hidrata, elimina impurezas, exfolia y suaviza.

- Extracto de fucus: antioxidante y humectante.

- Extracto de glicerilo: propiene de grasas vegetales.Emulsionante (sustancia que ayuda a mezclar los ingredientes de esta crema).

- Extracto de hiedra: estimula la circulación y purifica.

- Extracto de hierba jabonera: excelente para hacer espuma.

- Extracto de higo:antioxidante e hidratante

- Extracto de hoja de Aloe barbadensis: cicatrizante, antioxidante, antienvejecimiento, regenerador celular. Estimula la creación de colágeno. Alta concentración de aminoácidos.

- Extracto de hoja de camelia:hidrata, nutre, repara, cicatriza e ilumina.

- Extracto de Iris: nutre y suaviza la piel.

- Extracto de limón: antioxidante, antiedad y activa la circulación.

- Extracto de manzana:suavizante, antiséptico, refrescante y antioxidante.

- Extracto de naranja: calma y relaja.

- Extracto de nogal: calmante, antiinflamatorio y cicatrizante.

- Extracto de orquídea:repara el pelo dañado, evita la deshidratación y calma el cuero cabelludo.

- Extracto de raíz de ginseng:reafirmante y antiarrugas.

- Extracto de rosa canina: antioxidante. Alto contenido en ácidos grasos.

- Extracto de salvia: humectante y cicatrizante.

- Extacto de siempreviva: antiséptica y antiinflamatoria.

- Flores de santolina: antiinflamatoria, calmante y antiséptico.

- Flores y aceite esencial de romero: antioxidante, antiséptico, mejora la circulación, estimula el crecimiento del cabello.

- Geraniol: procedente de los aceites esenciales.

- Glicerina: protege, hidrata, regenera, calma y da elasticidad a la piel. Excelente para piel irritada o seca.

- Goma xantana. (E-415) sirve para dar consistencia a la crema sin irritar la piel.

- Hidrolato de rosa de Damasco:relaja, restaura la humedad y equilibria el ph.

- Hidróxido de sodio (sosa): neutralizado completamente con el aceite de oliva. No agrede la piel.

- Hipérico: repara eccemas, dermatitis, antiinflamatorio y antiséptico.

- Jugo de la hoja de Aloe barbadensis: cicatrizante, antioxidante, antienvejecimiento, regenerador celular. Estimula la creación de colágeno. Alta concentración de aminoácidos.

- Lavanda: calmante, estiespasmódica, antiinflamatoria y cicatrizante.

- Linalol: alcohol de origen vegetal.

- Manteca de Karité: tiene el mayor poder antienvejecimiento de la naturaleza. Alto poder hidratante y nutritivo. Protege la piel de las agresiones externas.

- Miel: hidrata y nutre.

- Perfume: mejora las características organolépticas de la crema

- Propanodiol: emoliente y acondicionador de la piel.

- Romero: antioxidante, antiséptico, mejora la circulación, reduce los dolores articulares y tonifica el cuerpo agotado.

- Rosal silvestre: Repara y regenera pieles dañadas. Facilita la producción de colágeno. Reduce las manchas y cicatrices.

- Salvia de Aragón entre sus propiedades destaca el ser regulador de los estrógenos y la curación de heridas.

- Sedum (pampajarito): regenerante y cicatrizante.

- Sesquistearato de glucosa metilo: emulsionante de origen vegetal.

- Sodium Cocoamphoacetate: es un compuesto orgánico derivado de los ácidos grasos del aceite vegetal que ayuda a eliminar la suciedad y los restos de impurezas en la piel y el pelo.

- Sorbitan Sesquicaprylate: sorbitol y ácidos grasos de origen natural. Tensioactivo.

- Sorbato de potasio: conservante suave (E-202). Al entrar en contacto con el cuerpo humano se metaboliza en agua, de ahí que se considere inofensivo.

- Tomillo: favorece la circulación, antiséptico, cicatrizante e ideal para tratar las pieles grasas e impurezas.Aceite esencial de Palmarosa ecológico: regenerante, cicatrizante, antiinflamatorio y antiséptico.

- Triglicérido caprílico: sustancia grasa, orgánica y natural que mantiene la humedad en la piel. Antioxidante. Excelente para pieles grasas porque es de rápida absorción y para las sensibles porque no irrita la piel.